Archive for June, 2007

Busy days

June 10, 2007

Vengo de pasar el finde en Amsterdam, y de pasarmelo bien.

Mañana salgo a Guatemala (via Miami) por trabajo para 10 dias, y se viene mi colega de la oficina, asi que nos vamos a pegar unas risas.

Justo despues de eso, 4 dias en el Glastonbury Festival, podéis ver los grupos que vienen aquí. 

Y para que no os aburráis un vídeo remember tremendísimo: Reacciones en España cuando Take That se separaron, no hay por donde cogerlo!

P.D. : Ya encontraré un sitio para verlo, pero en Guatemala veré cómo el Real Madrid gana la liga.

Advertisements

Articulo del diario de mallorca

June 5, 2007

No puedo dejar de reproducir este articulo de ayer en el Diario de mallorca. Resume todos mis pensamientos sobre la presidencia de Grande en el RCD Mallorca. Ahi lo teneis:

Larga vida al mandato de Grande

JOAN ROTGER
 
Si de los planes de Vicenç Grande cabe deducir alguna conclusión, es que el empresario tiene el propósito de disfrutar de la poltrona presidencial del club rojillo varios años más. Desde que se estrenara, el 8 de junio de 2005, y diera el relevo a cinco años de Mateu Alemany en el cargo, la premisa de Grande en el plano institucional es contar con mayores recursos financieros. Se ha servido de la realidad que es la única entidad capaz de dar sentido y utilidad al estadio de Son Moix para basar toda su estrategia en un intento de huida hacia adelante. En este periodo ha insinuado que existía la posibilidad de marcharse a Calvià, donde podía levantarse un verdadero campo de fútbol sin pista de atletismo. Luego atacó con las torres. En noviembre de 2006 reunió a todos los medios de comunicación durante más de dos horas para explicar su proyecto de tres rascacielos. Después habló de la creación de una ciudad mallorquinista, con estadio, zona comercial e incluso complejo de viviendas. Y el último capítulo ha sido el regreso al solar del Sitjar, donde se levantaría un nuevo recinto con tiendas a porrillo.

Poca mano izquierda. Y en cada una de estas propuestas ha dejado amigos. Se ha enfrentado o ha lanzado pulsos en su afán de equipararse a otros clubs de Primera, siempre según los datos que maquilla a su conveniencia. La recalificación es su credo, a toda costa, en este nuevo intento del fútbol profesional español de endeudarse por enésima vez. Cada vez que ha aparecido una mina que explotar, léase la condonación de deudas con la conversión a sociedad anónima deportiva o la aparición de los derechos de televisión, ha sido un paso hacia el encarecimiento del producto: el jugador.

Un nuevo frente Grande había aparcado las torres para después de las elecciones municipales. A la mañana siguiente se merienda con que quiere volver al Lluís Sitjar cuando unos meses antes había anunciado que dejaría la instalación como un solar con la intención de trasladar el filial y el juvenil a Son Bibiloni. Parece una verbena de cucañas, de palos de ciego dentro de una política de prisas y lejos del consenso. Fuerza a los grupos políticos de Palma a pronunciarse sobre su megalómana idea de las torres y luego pasa página y mira hacia es Fortí. Ante tal estrategia, es complicado que las agrupaciones surgidas tras los comicios municipales puedan tomarse en serio cualquier otra alternativa. Sin olvidar que existe un convenio firmado para la utilización de Son Moix, que expira en 2064. Esto es un yugo, intentar imponerse por la vía rápida, como una apisonadora. El nuevo frente de lucha es la Asociación de Copropietarios del Lluís Sitjar, nada nuevo en este sentido porque desde su creación los roces entre ambas partes han sido constantes. Ahora busca fagocitarla.

Oferta y demanda. Grande, en sus negocios, ha sabido sacar partido de esta regla básica del capitalismo y, sobre todo, del oportunismo. Como presidente del Real Mallorca se ha decantado por el victimismo, quejarse de los agravios comparativos que sufre el club con respecto a las operaciones que se ejecutan en la Península articuladas por otros equipos de Primera División. Ante tanta incertidumbre y a la espera de que pueda verse hecha realidad alguna de estas propuestas, larga vida a Grande en la presidencia del Real Mallorca. A quien le pique, que rasque, pero a este paso puede haber epidemia de sarna.

Lo podeis ver aqui, en la web del Diario de Mallorca.